Inicio En La Pluma De ABCdario ABCdario / BCS ¡DECLARATORIA AMBIENTAL!

ABCdario / BCS ¡DECLARATORIA AMBIENTAL!

268
0

*Latente amenaza

Hace ocho días, iniciábamos la semana con dos serias amenazas para cientos de sudcalifornianos; la aprobación en ciernes de la Ley General de la Biodiversidad promovida por el PVEM, y la declaratoria en puerta de las sierras de La Giganta y Guadalupe y el golfo de California, como Áreas Naturales Protegidas; la primera ya la libramos, al menos en lo que resta de la actual legislatura federal, luego que los diputados le dieran pa’ ante la serie de inconsistencias que contenía e incluso, en materia de constitucionalidad; la segunda sigue latente pendiendo como espada de Damocles sobre el futuro de los sudcalifornianos.
El 8 de febrero de 2018, si usted recuerda, en este mismo espacio difundimos un par de fotografías del tours realizado por Jorge Iván Cáceres Puig, Delegado de Semarnat en el estado, por la zona de Tepentú, donde acampó aprovechando el puente del “día de la constitución” con un grupo de “ambientalistas” que cobran en la nómina de Nipajará; el propio funcionario federal se encargó de subirlas a su muro en el “feis”, posando con los “ambientalistas” apoyados de bestias (caballos) que los transportaron por la zona serrana de los Tepentús.
No en balde ABCdario interpretó el sospechoso tours de Iván Cáceres Puig –haciendo gala de gran ironía– que el funcionario federal “andaba en la entrega de las sierras de La Giganta y Guadalupe a Cristy Walton”, con la mira fija en 1.6 millón de hectáreas “mapeadas” de ser susceptibles para la declaratoria ambientalista; he aquí lo que consignó ABCdario ese día: “Y tan en serio va la “intentona” de satisfacer los caprichos de Cristy Walton, dueña de la franquicia de Niparajará, que Jorge Iván Cáceres Puig, Delegado de Semarnat en el estado, estuvo acampado todo el fin de semana en la sierra de Tepentú, junto con el fotógrafo Miguel Ángel de la Cueva, Holmos y un grupo de ambientalistas que cobran en la nómina de Nipajará; Cáceres Puig escribió en su muro en el feis: “Regresamos del recorrido por la Sierra de la Giganta, una experiencia única e increíble que todos los Sudcalifornianos que nos sentimos orgullosos de esta tierra debemos vivir, porque es historia, naturaleza, tradiciones, belleza y más”. (10; 35 hrs, 5 de febrero de 2018); las fotos y la nota de ABCdario, como era de esperar, causaron revuelo entre los ambientalistas y allegados a Jorge Iván Cáceres Puig, de suerte que el fotógrafo, Miguel Ángel de la Cueva, de inmediato entró en polémica con el titular de este espacio alegando temas triviales sin tocar para nada el tema central; las declaratorias de Áreas Naturales Protegidas las sierras de La Giganta y Guadalupe, así como el golfo de California. (Por cierto Jorge Iván Cáceres Puig se despidió la mañana de este lunes como Delegado de Semarnat en el estado, para hacerse cargo de la Dirección General de ZOFEMAT en el país): Por fortuna, la lesiva, saqueadora y privatizadora Ley General de la Biodiversidad presentada por Ninfa Salinas (a ver si les suena el apellido) del PVEM, no pasó la aduana de la Cámara de Diputados por las graves inconsistencias que presentaba luego de que los senadores la aprobaron sin ver el pasado 15 de diciembre de 2017; la iniciativa presentada por la hija de Ricardo Salinas Pliego, de televisión Azteca y prominente empresario con intereses sembrados en las minas, le otorgaba a Semarnat una serie de facultades discrecionales para que impusiera vedas pesqueras y decretara declaratorias ambientalistas apegadas al viejo patrón neoliberal de privatizaciones y saqueos de la riqueza nacional.
La Ley General de la Biodiversidad provocó un fuerte y generalizado rechazo en todo el país, no así entre los grupos “ambientalistas” que guardaron sospechoso silencio; la lesiva iniciativa fue enviada a la congeladora legislativa en espera de mejores tiempos; tiempos que esperan con ansías los ONGs para salirse con la suya de declarar las sierras de La Giganta y Guadalupe, así como el golfo de California, como Áreas Naturales Protegidas.
De decretarse la Área Natural Protegida como pretenden Semarnat y Cristy Walton; 1.6 millón de hectáreas de tierras dejarán de ser parte de los sudcalifornianos y del estado mexicano para pasar a formar parte de la jurisdicción internacional, regidas por leyes internaciones y sancionada por cortes internaciones; 1.6 millón de hectáreas donde se restringirá toda actividad humana y productiva, justo donde el presidente Felipe Calderón –de tan triste recuerdos– entregó 106 concesiones mineras y que su sucesor, el presidente Enrique Peña Nieto, pretende “blindar” con la declaratoria ruin, injusta, saqueadora y privatizadora de nuestros recursos naturales on las declaratorias en ciernes como “Áreas Naturales Protegidas”, ¡Échense ese trompo a la uña!.
Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email