ABCdario / ¡ME PARTE EL ALMA!

ABCdario / ¡ME PARTE EL ALMA!

521
0
Compartir

* Francisco, mi “pequeño demonio” y sus sueños

El fin de semana Francisco, mi “pequeño demonio”, desplegó fuerte actividad en la ciudad de México, contrario a lo que estuvo perifoneando el estúpido de Ricardo del Río, por órdenes quien sabe de quién. Participó en diversos cursos, tanto en el CEN del PRI –su partido– como en el bunquer de su candidato amigo Pepe Meade; el jueves, a las seis de la mañana lo lleve y despedí en el aeropuerto Internacional, “Manuel Márquez de León”, con el alma hecha pedazos al ver que su entusiasmo, sueños, chispa, nobles deseos y sus limpias ilusiones de que van a ganar, y ver que la derrota ya la tienen pactada en el estado Isaías González Cuevas y Esthela Ponce Beltrán.
De la CDMX me mando numerosas fotos (selfies le llaman ahora) de sus motivados encuentros con su amigo Pepe Meade (quién lo identifica muy bien y le tiene buenas vibras); Aurelio Nuño, Eruviel Ávila entre otros, entusiasmado con la campaña de Meade, y aquí Isaías y Esthela de lleno en lo suyo; trabajando afanosamente, como ha sido su añeja costumbre, por la próxima derrota del PRI. ¡La verdad que no tienen madre!: Cuando lo lleve al aeropuerto le confié, mira Frank le dije, los pinches priístas jamás enfrentarán a Isaías ni a Esthela; yo lo voy hacer por ti y por los jóvenes como tú con sueños e ilusiones de que esto cambie, la verdad que no se vale lo que andan haciendo estos ´”jijosdelachingada”, pase lo que pase los confrontaré.
Duele ver cómo en más de diez años, por ambiciones personales, de grupo y de camarillas, Esthela e Isaías no han hecho otra cosa más que trabajarle las “contras” a “su” partido haciendo alianzas extra partidistas inconfesables con quien se les atraviese y hoy no es la excepción; lo mismo que hicieron en el 2011, 2012, 2015 lo andan haciendo hoy, amén de repartirse los escasos espacios de dirección en el partido y los rastrojos que quedan en las delegaciones federales, es decir, el gobierno federal todavía los premia con posiciones y privilegios ¡¿Increíble!.
Ellos dos son los que deciden las candidaturas al interior del PRI y los espacios federales con los que les tiró Peña Nieto después de 2012; los que han vendido las derrotas, los que “perdiendo ganan”, los que hacen alianzas con “Juan de la chingada” para sabotear a los candidatos de “su” partido sin que nadie les diga nada, sin que nadie les reclame; el inútil Consejo Político Estatal, simulando deja hacer y deja pasar, en el seno de una asquerosa complicidad; los Comités Municipales, igual, y la militancia, los de a pie, ondeando las banderas de su partido y sonando la matraca gritando que ¡van a ganar!. No se vale.
Me duele ver a Francisco, un chico de escasos veinte años, que sueña con un PRI democrático, justo, incluyente, cercano a la gente, encabezando demandas de la sociedad, sirviendo de contrapeso ante el autoritarismo y los excesos del poder, y en BCS reeditándose una triste y vergonzante historia de derrotas, de alianzas indignas, de cobardes actos de sabotaje contra el partido, de candidatos simuladores y faltos de arrestos, de cuadros sin dignidad y sin coraje, de gente sin pudor y sin escrúpulos que les vale madre el partido, de gentes que solo van por lo suyo; cuadros que no conocen la vergüenza, que jamás meten las manos por su partido, que los único que los mueve y les interesa es seguir en el pandero político a costa de lo que sea, de seguir siendo testigos mudos, cómplices venales de Isaías y de Esthela, que hacen y deshacen en el PRI en BCS.
Duele no poder hacer gran cosa y ver tanto cinismo y complicidad; me parte el alma ver a mi hijo y a muchísimos jóvenes, a cientos de militantes engañados por un par de vivales, entusiasmados con las campañas del PRI, firmes con el candidato presidencial y Esthela y Isaías amarrando alianzas, trabajando el “voto útil” y el medio voto para hacer perder a los candidatos de “su” partido; duele que el PRI no haya podido superar la derrota del 99 precisamente por estas viciadas, corruptas y recurrentes prácticas que lo tienen postrado en el ostracismo social, condenado a ser un partido de perdedores; la verdad que no se vale.
Hace unos días me habló Rubén Muñoz y me dice, oyes brother, mándame a tu muchacho para acá (Morena), aquí me va ayudar mucho, son de los que quiero para mi campaña y le respondí, le diré, pero de antemano te digo que es muy priísta y no va a querer, es mejor que tú le hables, si quieres te doy el número de su teléfono y le hablas, dile que le tienes apartada la primera regiduría a ver que te dice; más tarde me habla de nuevo Rubén y me dice, tenías razón brother, me dijo que no me va ayudar, que él se las va a jugar con su partido, el PRI, pase lo que te pase, es más cuando le prometí la primera regiduría su reacción fue de enojo, nomás no quiere, me dice Rubén y le respondo, así es mi “pequeño demonio”; firme en sus decisiones, leal a su partido y a su candidato amigo Meade; nada de dobleces ni traiciones, nada de claudicaciones ni dobles caras; me congratula que sea así, siempre firme en sus decisiones, feliz o desgraciado; Rubén entendió que con Francisco no habría mañana.
Mucho he platicado con Francisco, le apasionada la política desde que estaba en el vientre de su madre, lo oriento, lo apoyo sin reservas y lo amo como a mis demás hijos e hija, que son mi razón de ser; por él rompo con una relación de afecto, gratitud y amistad de muchos años con Esthela Ponce Beltrán, que también me duele, pero duele más que engañen a los jóvenes, a la militancia y de paso se burlen del partido que les ha dado ¡Todo!. No se vale. ¡Échense ese trompó a la uña!.
Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Deja un comentario