Inicio En La Pluma De ABCdario ABCdario / GOBERNADORES “EXTRAS”

ABCdario / GOBERNADORES “EXTRAS”

460
0

Dentro de seis meses atestiguaremos –nos guste o no– un auténtico conflicto de interés con la designación de un gobernador “extra” en los estados; uno constitucional y el otro de facto; en el caso de BCS, será el llamado “hombre fuerte de Morena”, Víctor Manuel Castro Cosio, quien encabeza la nueva cruzada de coordinar los apoyos federales que se destinen para el estado y claro está, quien asuma el privilegiado papel de “fiel de la balanza” en la nueva composición política de Morena en BCS.
Tal designación que lo convierte, por añadidura, en el “delfín” para la candidatura a la gubernatura del estado para el 2021, en medio de una suerte de “destino manifiesto”; sepa o no de administración pública, tenga o no una trayectoria política limpia; él será quien distribuya y decida los recursos federales destinados para BCS; una especie de Cónsul, al estilo de la Roma Imperial, que administrará y vigilará por la seguridad y el bienestar de los intereses de la nueva República.
Eso sí, el virtual Cónsul tiene el mérito indiscutible de ser leal y un verdadero hombre de izquierda –con todo y sus asegunes–, más no la sensibilidad política y el “don” que da la experiencia que lo conduzca a multiplicar los panes; su formación política es demasiado cerrada, inelástica, ortodoxa como para dibujar o imaginarse a un Tomás Garrido Canabal en tierras sudcalifornianas. Y un tipo escasamente incluyente obviamente no admite halagos, hecho que no está a discusión.
De entrada tendrá, de cara al anuncio hecho por AMLO, el compromiso y reto que ningún sudcaliforniano ha tenido en tiempos recientes; repartir los sagrados panes que envié la República; pero también tendrá que administrar y controlar los impulsos, las ansias, ambiciones y los protagonismos de una nueva clase política hasta hoy desconocida, cuyos cimientes se ignoran que fue circunstancialmente unida por el hartazgo contra Enrique Peña Nieto y contra el PRI.
Ojalá que Castro Cosio le de dirección y destino ciertos a la honrosa responsabilidad que le confieren; que sepa rodearse de gente comprometida con el estado, que conozca qué es lo que le duele e BCS, más allá de filiaciones ideológicas, políticas y partidistas; que actúe en función de un nuevo pacto político donde quepamos todos los sudcalifornianos al amparo de una conciliación que éste a salvo de cuestiones partidistas y signos ideológicos.
Apostarle que no ocurra lo que paso durante la alternancia perredista –de aquella izquierda del perfomance– que extravió el camino ante el seductor canto de las Odaliscas (esposas del señor Sultán), conscientes de que las revoluciones las hacen los revolucionarios y la política los políticos; hoy soplan vientos de cambio que prometen no hacer lo que se venía haciendo, y eso da luz sobre el camino; que se aplique la ley sin distinciones, que se combata frontalmente la corrupción, que se eliminen los regímenes de privilegios, que se atienda el reclamo social, que cambien las reglas del juego para abrirle paso a una mejor convivencia que nos permita reencontrarnos con nosotros mismos y hacer posible el proyecto de esta gran nación.
Esperamos que Víctor Manuel Castro Cosio y quienes “ganaron” sepan aquilatar y estar a la altura de las circunstancias, que de una buena vez dejen de creerse que están “hechos a mano”, son infalibles o que los tocó el halo de la inmortalidad; la vida es solo una y da muchas vueltas; que el “triunfo” no los ofusque como he visto en algunos morenistas débiles que ya se sienten la “divina garza”. ¡Échense ese trompo a la uña!.
Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario