Inicio En La Pluma De Del tintero DEL TINTERO / LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

DEL TINTERO / LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

82
0

*LA CAÍDA DEL NEOLIBERALISMO.

El 1 de diciembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador, tomó el mando del país mexicano. En la independencia, en 1821, el ejército trigarante, a la cabeza con Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria y Agustín de Iturbide, entraron a la ciudad de México.
Andrés, representantes de pueblos originarios, capitalinos y llegados de todos los Estados del país, tomaron la plaza principal de la capital del país – El zócalo –, durante todo el día del 1 de diciembre.
Un triunfo de legalidad y legitimidad, en la lucha libertaria de los mexicanos, contra el extranjerismo pernicioso – porque hay extranjeros nobles – y la corrupción de compatriotas, que los dobla y doblega el dinero, para ir en contra de la mexicanidad.
Una lucha cotidiana de los pueblos originarios y de las comunidades mestizas urbanas y rurales, desde la las luchas de independencia del yugo español a partir de 1810.
Pero sigue, aún tras la guerra pacífica electoral ciudadana, del 1 de julio, la lucha contra actitudes innobles de ciudadanos transformados en políticos y /o servidores públicos, que mienten al pueblo. Los hay en los venidos de MORENA.
Que se enriquecen y se envilecen.
Políticos, servidores públicos y legisladores, que en el hecho del ejercicio de los gobiernos y congresos del país, aún caen en el encanto de sus trabajos, por ser fábricas de ricos, que los hacen impunes, privilegiados, divorciados de la ciudadanía y la población en general.
Mienten, porque no dialogan ni saben dialogar: No escuchan. Porque van en minúsculos intentos en sus quehaceres, sin aceptarse, en su tiempo y su momento. Caen en la simulación. La ignorancia respecto a la cuarta transformación, les impide ir distintos a los PRIAN.
Los menos, los idealistas, pensadores, están en sus burbujas.
Porque a los peores, el golpe legítimo y legal en las urnas del 1 de julio de 2018, los mando lejos de las sillas del poder. De servirse del poder.
Se habían transformado en peones del neoliberalismo; traicionaban al pueblo en su mayoría; ostentaban; lo que ya no ostentarán, durante un sexenio, o más: La representación de los poderes públicos de la República de Estados Unidos Mexicanos.
Hoy, ya tomó protesta AMLO, la punta de lanza que esperaban muchos aprendices de los quehaceres de la cuarta transformación. Caso concreto, la bruma de neo políticos, miembros de los cabildos y legisladores de supuesto nuevo cuño, en Baja California Sur.
Digo bruma, porque van desdibujados. Sin el membrete que ostentan, difícilmente sobresalen; como no sobresalían antes de ser diputados, diputadas, miembros de cabildos, o servidores públicos sin identidad, sin sabiduría del proyecto alternativo de nación, exigencia nacional contra el neoliberalismo.
Ahora están en el hecho y la acción. No pongan cara y actitud de déspotas. No sean hipócritas y sepan que se les paga para escuchar, antes que hablar, proponer, aprobar y realizar obra, idea o ley.
El poder, es un traje invisible, que da seguridad, fortaleza; lo mismo que vulnerabilidad e inseguridad. Por lo que su actitud, en público y privado, deberá ser en el mismo tenor: No dobleces.
Pero también es un poder, que puede quedarle grande a quien lo porta. Basta recordar la imagen en caricatura, de Felipe Calderón Hinojoza, donde le quedaba grande el uniforme militar. Buena visión de los artistas del dibujo.
Hombres y mujeres del nuevo régimen mexicano, participantes de la construcción de la república restaurada, por cuarta ocasión: La independencia, Las leyes de Reforma, La Revolución Mexicana y la guerra electoral contra el neoliberalismo en 2018. No simulen; mejor aprendan.
Aprendimos a ser independientes para ejercer el voto constitucional, hagamos leyes que beneficien al pueblo mexicano, dentro y fuera de México. Que beneficien a los naturalizados extranjeros que son uno más por nuestro país, Que beneficien a habitantes migrantes, legales e ilegales en nuestra nación. Y a los habitantes en tránsito, provenientes de todas partes del mundo.
La nueva revolución social, es con nosotros mismos, entre nosotros los mexicanos.
No se trata de excluir a los militantes del PRI, PAN, y demás existentes en el país y contendientes o no en las urnas constitucionales del 1 de julio.
Se trata de escucharlos, de involucrarlos, de congeniar en el avance del país. Escuchando todos, el mandato de la razón misma que puede provenir de las minorías y la oposición.
Ya había dicho el presidente Obrador, que lo neoliberales eran los de arriba, las cúpulas; no la militancia de abajo, que también son afectados por la política mundial de libre mercado.
Entonces, no vayan solos, no piensen solos, no decidan solos
Porque hasta hoy, no van bien diputados, diputadas y cabildos venidos de MORENA.

Deja un comentario